Verde menta

La tela de este par de petos la compré hace años en Amsterdam, recuerdo que con mi suegra nos mojamos mucho, llovía a mares, pero mi cabezonería nos llevó hasta una tienda de telas que me encantó. De allí traje esta tela que veis, que me enamoró desde el primer momento. Más retro imposible, muy […]