Patchwork para todos

Con la ayuda de mis pequeños cortamos un montón de cuadraditos de tela aprovechando retales que tenía en el taller con la idea de hacerme un pareo para la playa. Lo hice y el resultado me encanta, ha despertado muchos suspiros allí donde va. Cada vez que lo estiro junto al mar se me ocurren otros usos para darle, uno de ellos es para los bebés. Yo cuando tenía mis peques bebés, siempre llevaba debajo del carrito una manita para poner en un parque y que pudiera jugar en el suelo. Aquí veis al pequeño Leo, alucinando con tantos colores!