I love vintage

Cuando Amaia, desde Vigo me encargó entre otras cosas un peto vaquero para su pequeño Iago recordé que tenía una revista Burda de niños del año 1986 revisé allí y habían varios modelos de petos más retro imposible. Ella escogió éste y me pidió  que si podía ser forrado por dentro para que cuando le diese la vuelta a los bajos, se viera una tela divertida. Le enseñé unas cuantas y se decantó por estos frescos limones que hacen la combinación perfecta para mi gusto. Un modelo divertido, cómodo, vintage y sobre todo muy original.